consejos
consejos / fertility patagonia


Consejos para un Embarazo Saludable

Haciendo referencia al concepto de paternidad responsable, se aconseja buscar el embarazo en un contexto de estabilidad de la pareja.

En caso de que la mujer esté bajo tratamiento por problemas hormonales, enfermedades crónicas o cuadros psiquiátricos, debe hacer una consulta médica previa.

Es importante que la futura madre deje de fumar y beber alcohol, ya que éstos productos pueden tener efectos adversos en los bebés. Además, este tipo de sustancias pueden disminuir la fertilidad. Seguir una dieta sana y equilibrada antes y durante el embarazo es esencial tanto para la madre como para el niño.

Si bien es aconsejable continuar realizando actividad física, se recomienda suspender los deportes de alto impacto, como el step, esquí, mountain bike y equitación.

Para la prevención de defectos congénitos, tales como la espina bífida, anencefalia y labio leporino, se aconseja ingerir diariamente un suplemento de 0,4 mg de ácido fólico. Este nutriente se encuentra en los vegetales de hojas verdes, nueces, maní, frutos cítricos y cereales.

Se debe evitar la exposición a sustancias peligrosas, como medicamentos, pesticidas o radiaciones. Esto es válido tanto para el hombre como para la mujer, ya que ambos pueden sufrir la alteración de sus células sexuales.

A pesar de que no son de rutina, la futura madre puede realizarse exámenes médicos, para verificar si se encuentra inmunizada contra la rubeola y toxoplasmosis (estas enfermedades pueden provocar aborto espontáneo o defectos en el feto). Si la mujer lo desea, se le puede administrar una vacuna tres meses antes de la concepción.

Edad y Fertilidad

Una de cada cuatro parejas en edad reproductiva tiene problemas de fertilidad, esto está relacionado con muchos factores, pero uno de los más importantes es la edad de la mujer. Se ha comprobado que la fertilidad de las mujeres declina con la edad, y después de los treinta y cinco años la probabilidad de embarazarse espontáneamente es sólo 15 % cada mes. Esta situación es peor después de los 40 años, cuando esta probabilidad disminuye a menos de un 10%.

Antes de nacer una mujer cuenta con cuatro millones de óvulos, pero al nacer sólo le quedan unos 400 mil. Luego de la pubertad, la mujer ovula normalmente un solo óvulo cada 28 días. Aunque, la cantidad de óvulos de una mujer excede la cantidad de óvulos que necesitaría en toda su vida, una mujer de 35 años tiene óvulos de 35 años y la calidad de los óvulos va a disminuir progresivamente con la edad.

Esta situación es diferente en los hombres, ya que ellos producen espermatozoides nuevos durante toda su vida.

Afortunadamente, cuando la mujer es menor de 40 años, entre un 20% y 60 % de las parejas con problemas de fertilidad logra embarazarse mediante Reproducción Asistida al primer intento.

Con el cambio del rol de la mujer en la sociedad, a través de los años, se ha venido observando que la mujer profesional pospone el embarazo, pero no debería posponerlo más allá de los 35 años, edad en que la calidad de los óvulos comienza a decaer.

Si una mujer menor de 35 años ha estado tratando de embarazarse durante un año, y no lo ha logrado debe buscar la ayuda de un especialista en fertilidad para que investigue las causas del problema, y determine qué técnica de reproducción asistida es la más adecuada para su caso.

Las mujeres de 38 años o más, se les debe dar la oportunidad de empezar de una vez con Técnicas Avanzadas (Fecundación in vitro, ICSI, Blastocistos), que aunque son más costosas, son más eficientes que Relaciones Dirigidas e Inseminación Artificial.

Además de la edad, otros factores pueden ser la causa del problema. Si, independientemente de la edad, la pareja presenta alguno de los siguientes problemas debe acudir cuanto antes a un especialista en Fertilidad:

  • Obstrucción Tubárica Baja
  • Concentración Espermática
  • Baja Movilidad espermática o morfología espermática alterada
  • Endometriosis
  • Disfunción Ovulatoria
  • Factor inmunológico
  • Causa desconocida

Métodos anticonceptivos

ANTICONCEPTIVOS ORALES

Efectividad:

Su efectividad puede disminuir por pastillas olvidadas, uso de antibióticos y anticonvulsivantes. Las pastillas con sólo progesterona tienen una tasa de fracaso más alta y se usan principalmente en fumadoras, mayores de 35 años, mujeres lactando y mujeres con intolerancia o contraindicación al uso de estrógenos.

Las contraindicaciones absolutas incluyen: embarazo, historia de enfermedad tromboembólica, historia de cáncer mamario, tumores estrógeno-dependientes, accidente cerebrovascular, arterias coronarias enfermas y tumor o daño hepático.

Las contraindicaciones relativas pueden incluir hipertensión, tabaquismo, cefaleas severas, diabetes, aumento de colesterol en sangre, enfermedad activa de la vesícula biliar, algunos tipos de anemia, mononucleosis activa, cirugía mayor dentro de 1 mes, 40 años o más de edad con factores de riesgo cardiovascular y sangrado vaginal anormal no diagnosticado.

Seguridad:

El riesgo de efectos cardiovasculares adversos disminuye con el uso de pastillas bajas de estrógenos (35 microgramos o menos). Existe riesgo en fumadoras mayores de 35 años. El uso de anticonceptivos orales, puede proteger contra el cáncer endometrial y cáncer de ovario, aunque hay datos inconclusos de un posible aumento en el riesgo de cáncer mamario.

DISPOSITIVO INTRAUTERINO (D.I.U)

El Progestasert, es un DIU que libera progesterona, provocando una menor pérdida de sangre menstrual y menos dismenorrea. Se reemplaza anualmente.

El DIU de cobre T380A puede permanecer insertado durante 8 años.

Las contraindicaciones incluyen cervicitis muco -purulenta, historia de enfermedad pélvica inflamatoria, o embarazo ectópico.

El riesgo de embarazo ectópico es menor que en mujeres que no usan ningún método anticonceptivo, pero más alto que en aquellas que usan anticonceptivos orales.

ESPERMATICIDAS

Pueden ser óvulos, cremas, jaleas o espumas. Los que contienen nonoxynol-9 destruyen la pared de los espermatozoides y proveen algo de protección contra las enfermedades transmitidas sexualmente.

MÉTODOS DE BARRERA

Condones (preservativos), diafragmas, capuchones cervicales, esponjas, y los nuevos condones femeninos. Disminuyen el riesgo de enfermedades de transmisión sexual cuando se usan apropiadamente.

PERIODO DE ABSTINENCIA

El uso de éste método durante los días presumiblemente fértiles diagnosticados con calendario, temperatura, y moco cervical, requiere largos períodos de abstinencia . Los mayores fracasos están en mujeres con ciclos menstruales irregulares. Aquí mostramos un esquema de relaciones sexuales para evitar el embarazo, basados en el ritmo menstrual.

INYECCIONES INTRAMUSCULARES MENSUALES

Recientemente la FDA (Food and Drug Administration) de U.S.A., aceptó la aplicación de 150 mg. intramuscular de Medroxiprogesterona cada 3 meses; en México disminuyó su utilización desde hace aproximadamente 15 años, debido a que la mayoría de las mujeres presentaban amenorrea (no reglaban) después de un año, y algunas otras, presentaron sangrado irregular durante ese año. A largo plazo su seguridad no es muy clara.

IMPLANTES DE PROGESTERONA (NORPLANT)

Consiste en la inserción subcutánea de 6 cápsulas de Silastic conteniendo levonorgestrel de liberación lenta, provee anticoncepción por 5 años. Se pueden retirar en cualquiera momento. A largo plazo su seguridad no se conoce.

Hombre

El Aparato Reproductor Masculino

Aparato Reproductor Masculino

A diferencia de lo que ocurre en las mujeres, en el hombre una vez iniciada la maduración sexual la producción de células sexuales se mantiene durante toda la vida. Este proceso comienza en la pubertad y se mantiene con ciclos de alrededor de setenta días (tiempo de maduración de los espermatozoides). Es decir, después de cada ciclo se produce una población de espermatozoides completamente nueva.

El papel de las hormonas...

La testosterona es la hormona sexual masculina más importante y es producida por células especializadas denominadas células de Leydig, que se encuentran en los testículos. Si bien la testosterona contribuye a la formación de los espermatozoides, su función principal está relacionada con los caracteres sexuales masculinos, tales como el crecimiento del vello, cambios en la voz, desarrollo muscular, etc.

Hay que resaltar que estas células de Leydig no forman parte de los túbulos seminíferos, lo cual explica por qué no existe relación entre el fenotipo del varón (características externas asociadas al concepto de virilidad), que depende de la producción de testosterona, y la fertilidad, que está relacionada a la producción de espermatozoides.

La producción y maduración de los espermatozoides en los túbulos seminíferos es estimulada por la FSH secretada por la hipófisis.

La odisea de los espermatozoides...

Durante una relación sexual el hombre eyacula millones de espermatozoides que viajan a través del útero hacia las trompas de Falopio. Debido a la acidez de la vagina, muchos de ellos morirán, permaneciendo el resto en las criptas del cuello uterino por 48 a 72 horas. Durante ese tiempo algunos espermatozoides se liberan en pequeñas cantidades y se dirigen a las trompas, sitio donde ocurrirá la posible fecundación. Esto explica por qué las relaciones sexuales en días anteriores a la ovulación pueden producir un embarazo.

DEFINICIONES

Testículos:

Durante la época fetal se encuentran situados a ambos lados de la columna vertebral, a la altura de los riñones. Poco antes de nacer, éstos bajan de la cavidad abdominal y se alojan en las bolsas del escroto. Los testículos tienen forma ovoide, y en su interior están los túbulos seminíferos y vasos sanguíneos. Gracias a la acción de las hormonas FSH y LH, que se producen en la hipófisis, las gónadas masculinas producen espermatozoides y secretan testosterona.

Epidídimo:

Es un cuerpo alargado y estrecho, que se ubica en la superficie de los testículos. Su función es recibir los espermatozoides desde los túbulos seminíferos del testículo y mantenerlos allí hasta su maduración.

Conductos deferentes:

Conductos que unen el epidídimo con la vesícula seminal.

Vesícula seminal:

Es el órgano que acumula los espermios producidos en el testículo. Sus secreciones contribuyen en la producción del fluido seminal.

Próstata:

Glándula fibrosa del tamaño de una castaña, que tiene por función secretar un líquido viscoso y alcalino denominado líquido prostático, que ayuda a mantener la movilidad y vitalidad de los espermatozoides.

Glándulas bulbouretrales o de Cowper:

Son dos pequeñas estructuras situadas a cada lado de la próstata, que secretan un líquido viscoso que forma parte del líquido seminal.

Pene:

Es el órgano de la copulación, que ante un estímulo del sistema nervioso se llena de sangre y se erecta, de modo de poder penetrar en la vagina de la mujer durante el acto sexual. En su extremo anterior finaliza la uretra, conducto de salida de la orina que nace en la vejiga, la cual al momento de la eyaculación permite la salida de semen al exterior.

Mujer

El Aparato Reproductor Femenino

El Ciclo Menstrual

Aparato Reproductor Femenino

El ciclo menstrual constituye el periodo durante el cual el organismo de la mujer se prepara para un eventual embarazo. Comienza el primer día de la menstruación y termina el primer día de la siguiente. En general, tiene una duración promedio de 28 días, pero se considera normal entre 21 y 35 días.

Todas las mujeres normales nacen con alrededor de 300 mil óvulos en sus ovarios, que se encuentran en estado inmaduro. El inicio del desarrollo sexual durante la pubertad motiva la maduración del primer óvulo y, por lo tanto, es el comienzo del primer ciclo menstrual, situación que en promedio ocurre a la edad de 12 años y que se denomina menarquia. Esta condición marca el inicio de la etapa fértil que se extiende hasta la última menstruación, conocida como menopausia. Durante este lapso madura un óvulo cada mes, llegando a repetirse el fenómeno alrededor de 500 veces durante toda la vida reproductiva.

El ciclo menstrual tiene dos fases, la folicular, que se extiende desde la menstruación hasta la ovulación y la lútea, que comprende el periodo postovulatorio hasta la siguiente menstruación.

Mestrual Cycle

Durante la fase folicular la estimulación de la hormona folículo estimulante (FSH) hace que entre 15 y 20 óvulos de ambos ovarios comiencen a madurar. Estos son encapsulados en folículos, pero sólo uno, excepcionalmente dos o más, llegará a estar lo suficientemente preparado para desprenderse, proceso llamado ovulación.

El folículo produce estrógenos, los que estimulan la maduración del endometrio y la producción del moco en el cuello uterino. Gracias a esta mucosidad, los espermios pueden alojarse por algunos días en ese lugar, para luego viajar en oleadas hacia las trompas en busca del óvulo y así lograr la fecundación. Esto explica por qué una mujer puede embarazarse con una relación sexual ocurrida incluso 5 días antes de la ovulación.

La elevación de la hormona luteinizante (LH) provoca el desprendimiento del óvulo desde el ovario, siendo éste capturado por la trompa de Falopio. En general, la ovulación ocurre entre el día 12 y 16 del ciclo, teniendo el óvulo una sobrevida aproximada de 24 horas, lapso en el cual existe la mayor posibilidad de que ocurra la fecundación, ya sea con un espermio alojado en la mucosidad del cuello uterino días antes o con uno ingresado ese mismo día.

El óvulo es fecundado en la trompa de Falopio y el embrión que se desarrolla viaja hacia el útero para implantarse en el endometrio alrededor de siete días después de ocurrida la ovulación. El endometrio mantiene sus condiciones para recibir un embarazo por la acción de la gonadotrofina coriónica (HCG), que es secretada por los nuevos tejidos gestacionales.

Con la ovulación comienza la segunda fase del ciclo menstrual, la lútea. El folículo se transforma en cuerpo lúteo, que produce altos niveles de progesterona. Si no se ha producido el embarazo, los niveles de estrógenos y progesterona caen entre 12 a 14 días después de la ovulación. Este descenso hormonal provoca la descamación del endometrio que estaba preparado para recibir al embrión produciéndose la consiguiente menstruación. El día que aparece el sangrado menstrual es el día 1 de un nuevo ciclo.

Definiciones

Ovarios:

Son las gónadas donde se desarrollan los óvulos o gametos femeninos y secretan estrógenos y progesterona, hormonas sexuales que coordinan el ciclo menstrual, el embarazo y condicionan el desarrollo de caracteres sexuales secundarios, como el crecimiento del vello y las glándulas mamarias. Se ubican a los lados del útero y pesan alrededor de 15 gramos. Los ovarios son estimulados por la hormona folículo estimulante (FSH) y la luteinizante (LH).

Trompas de Falopio:

Estos órganos comunican al útero con los ovarios y la cavidad abdominal, permitiendo el contacto y las condiciones para la fecundación del óvulo con el espermio. Son de forma cilíndrica y tienen alrededor de 10 cm. de longitud.

Útero:

Es un órgano muscular hueco de paredes gruesas y del tamaño de un puño, aproximadamente 7 cm. de longitud y 50 gramos de peso. Se ubica en la pelvis justo detrás de la vejiga. Tiene una porción corporal y una cervical. El cuerpo uterino está tapizado internamente por el endometrio, lugar donde se implanta el embrión. El cuello uterino conecta el útero con la vagina y está compuesto de fibras elásticas que le permiten la dilatación requerida en el momento del parto. En su interior tiene glándulas que producen una mucosidad -moco cervical-, que facilita o bloquea el paso de espermios, según el momento del ciclo.



® Fertility Patagonia | Centro de Medicina Reproductiva de Bariloche
Telefono(+54) 0294 - 4426467 Enailinfo@fertilitypatagonia.com Facebook/fertilitypatagonia